Aprovechando  la apertura de la 58ª convocatoria de las becas para ampliación de estudios de postgrado en los Estados Unidos, para el curso académico 2017-18,  me gustaría reflejar en unos pocos puntos los aspectos que hacen únicas a esta becas, que las dotan de calidad y excelencia y las diferencian de muchas otras, convirtiéndolas en referentes a nivel mundial.

Antes de ello, debo decir que el éxito del programa no es achacable únicamente a los aspectos diferenciales que voy a destacar a continuación. Hay dos factores, diría que aún más importantes, que fomentan la excelencia del programa: el primero, el riguroso proceso de selección por méritos que coordina la Comisión Fulbright pero que realizan expertos externos en las diferentes especialidades académicas, muchos de ellos antiguos becarios. Y el segundo es la labor de los propios Fulbrighters, que con su desarrollo personal y profesional y su gratitud al programa son los que realmente le encumbran y le dan el prestigio internacional que ostenta.

Y después de estas reflexiones preliminares, paso a enumerar algunos aspectos que añaden valor a nuestras becas. Espero con ello contribuir a que los jóvenes con méritos suficientes se animen a presentar su candidatura. La competencia será sin duda muy dura, pero merecerá la pena.

1- Apoyo para el acceso a la Universidad Estadounidense

Trabajamos con los becarios durante el año previo a su viaje a EEUU y les asesoramos en la elección del programa de estudio que mejor se adecúa a sus expectativas académicas. Los becarios no necesitan certificar su admisión en una Universidad de EEUU para acceder a la beca, sino que desde la Comisión les ayudamos a conseguir esa admisión, con la fuerza añadida que da el nombre Fulbright como apoyo a la candidatura.

2-Gestión de los visados

Preparamos con el becario la documentación necesaria, concertamos la cita en la Embajada y asumimos los gastos derivados de la gestión del visado especial Fulbright para los becarios y sus familiares acompañantes.

3-Jornada de Orientación

Organizamos una sesión de orientación en Madrid previa a la salida de los becarios a Estados Unidos, en donde abordamos temas de carácter académico, administrativo y cultural que facilitarán la llegada y estancia en EEUU de los becarios Fulbright. En esta sesión los participantes tienen una fantástica oportunidad de conocer y compartir experiencias con otros becarios de la misma promoción y de convocatorias anteriores.

4–Programa Preacadémico

Un becario Fulbright tiene la posibilidad de participar en un programa preacadémico en EEUU, previo a la incorporación a su programa de postgrado.  El objetivo de este programa es facilitar la integración del estudiante en la vida académica y cultural estadounidense. Por norma, estos programas tienen lugar en una localidad distinta a la universidad de destino, por lo que también facilitan el conocimiento de la diversidad de los Estados Unidos. Adicionalmente, ofrecen una gran oportunidad para que el becario conozca otros compañeros de diferentes partes del mundo.

5-Red de apoyo en Estados Unidos

Asignamos a cada becario Fulbright un representante del organismo gestor del programa en EEUU para proporcionarle un servicio personalizado de asesoramiento durante su estancia.  De esta forma, el becario dispone de un apoyo profesional en todo momento durante el periodo de la beca. No hay que olvidar tampoco que el programa Fulbright es fruto de la aportación de los dos países, España y Estados Unidos, por lo que existe también un componente institucional de apoyo añadido.

6-Enrichment Seminars

Son una característica única del programa Fulbright y se ofrecen a los becarios de todos los países participantes. Financiados por el Gobierno de EEUU y organizados por la agencia gestora del programa, estos seminarios reúnen a becarios Fulbright en diferentes ciudades de EEUU para desarrollar un programa de  actividades educativas y culturales. Con estos seminarios se contribuye a cumplir con el objetivo fundacional del programa de mejorar el entendimiento mutuo entre las naciones. El becario convive durante varios días con otros de diferentes países del mundo, y consigue formar unos contactos y amistades globales muy beneficiosos para su futuro.

7-Después de la beca

Ser becario Fulbright es una distinción para toda la vida. Después de la estancia en EEUU se pasa a formar parte de la red de antiguos alumnos de la Secretaría de Estado de EEUU, y existe también la posibilidad de unirse a la Asociación J. W. Fulbright de exbecarios españoles, que organizan numerosas actividades a lo largo del año. Como “Fulbrighters”, se abre la posibilidad de participar en encuentros y seminarios, tertulias, cenas, procesos de selección y sesiones informativas.

El hecho de ser Fulbrighter no termina por tanto cuando finaliza la beca y sus beneficios económicos, sino que ésta supone para muchos el comienzo de “algo nuevo”, mejor y más enriquecedor tanto para ellos como para la sociedad que contribuyó a generar esta oportunidad. Estáis invitados a comprobarlo!

Alberto López San Miguel

Director Ejecutivo, Comisión Fulbright