“Welcome to Lansing” así rezaba el cartel de bienvenida en la ciudad de Lansing (Michigan), donde iban a tener lugar las jornadas de orientación como FLTA española en EEUU. Había nervios y cansancio, pero sobre todo muchas ganas de ver y vivir todo lo que nos habían contado los anteriores lectores españoles.  El 5 de agosto llegamos en el mismo vuelo cuatro lectoras procedentes de Francia, Venezuela, Indonesia y España y allí ya nos estaban esperando para llevarnos a la que sería nuestra primera parada durante los siguientes cuatro días. Aunque fuimos de las primeras en llegar, ya estaba todo dispuesto: unos regalos iniciales y un tour por la ciudad de East Lansing, además de enseñarnos brevemente la universidad “Michigan State University”.
La orientación comenzó al día siguiente, el 6 de agosto, tras un desayuno por todo lo alto nos reunimos en la recepción del hotel y nos dividieron por grupos. Había tantísima gente y de tantos países (Tanzania, Irlanda, Taiwán, Uzbekistán, Turquía, Egipto, Colombia, Argentina…) que parecía imposible poder hablar y relacionarte con todos. Pero estaba todo pensado para que conviviésemos y pudiésemos conocernos todos, aunque fuera brevemente.
Hicimos un tour completo por la universidad, talleres sobre el funcionamiento de IIE (Institute for International Education), sobre la discriminación, la creación de materiales para clases de lenguas extranjeras, la gestión del aula… pero también hubo tiempo para el ocio. Tuvimos la oportunidad de disfrutar de una barbacoa todos juntos en Lake Lansing, donde nos conocimos un poco más y nos divertimos jugando a varios juegos al aire libre.
Disfrutamos de los mejores helados de los EEUU en “Dairy Store” hechos con leche de vacas de Michigan, conocimos uno de los jardines botánicos más bonitos de la zona y vimos todo lo que nos ofrecía la ciudad.
El 8 de agosto tuvimos nuestra cena de despedida y aunque fue emotiva por tener que decir adiós a toda la gente, nos lo pasamos increíblemente bien. Cada país tuvo que enviar una canción conocida allí y en mi caso, no pudo ser otra que el “Aserejé”. Fue un éxito rotundo, ver a todo el mundo siguiendo los pasos de la canción fue increíble y muy divertido y, al ser prácticamente la última que pusieron, fue una forma muy bonita de acabar.
Tras cantar todos juntos y a pleno pulmón la canción de “Party in the USA” nos despedimos hasta la orientación de Washington en diciembre 😉

 

Cristina Sánchez Zamora

Lectora de español en University of Arkansas at Monticello, 2019-2020

Jornadas de Orientación en Michigan State University