Primero fue la sociedad tunecina, luego se sumó la egipcia. Las poblaciones árabes están perdiendo el miedo a los regímenes cleptocráticos que les niegan las oportunidades y les roban la esperanza. La chispa económica puede forzar la combustión de unos sistemas autoritarios que parecían muy estables.

Estos días, millones de árabes están pidiendo en las calles sistemas políticos participativos en los que haya una separación de poderes real, pues ya no aguantan más totalitarismos corruptos.

Algunos artículos míos en los que trato de explicar los cambios que ya han empezado en el mundo árabe se pueden encontrar en los siguientes enlaces:

– «Estabilidad a cambio de frustración«, El Mundo (30.1.2011).
– «La caída de Ben Ali: ¿hecho aislado o cambio de paradigma en el mundo árabe?«, Real Instituto Elcano (25.1.2011).
– «Ben Ali y la caída del ‘Estado feroz«, El Mundo (17.1.2011).
– «Estómagos contra ‘ben alis«, ABC (16.1.2011).