Jaime Moreno García, becario Junta de Andalucía / Fulbright 2015-2016 en Universidad de California, Davis.

En la disciplina de la que trata mi tésis doctoral, “enología” o ciencia del vino, la Universidad de California, Davis (UCD), constituye la universidad más reputada en Estados Unidos y se encuentra compitiendo con la Universidad de Burdeos en Francia por el primer puesto a nivel global. Andar por los pasillos de los despachos de los profesores en el Departamento de Viticultura y Enología (VEN) en UCD recuerda al paseo de la fama en Hollywood para los aficionados del cine. Nombres conocidos a nivel mundial en el mundo de la Viticultura, Microbiología Enológica, Química Agrícola o Bioquímica del vino imparten clases e investigan en el Departamento de Viticultura y Enología (VEN) de la UCD.

Grupo de la profesora Linda F. Bisson

Grupo de la profesora Linda F. Bisson

Durante mi tesis doctoral decidí solicitar la beca Fulbright predoc patrocinada por la Junta de Andalucía para hacer una estancia de un año en Estados Unidos de América. Para ello tenía que incluir una universidad y un grupo de investigación de reconocido prestigio internacional en mi solicitud. Cuando pregunté a mis tutores de tesis sobre esto, la respuesta fue bastante clara: la Universidad de California, Davis con la profesora Linda F. Bisson. Linda es una profesora y genetista de levaduras del vino con fama mundial. Estoy seguro de que la aceptación en su departamento hizo que mis probabilidades de obtener la beca Fulbright aumentasen exponencialmente.

Previamente a mi partida hacia los Estados Unidos, me sentía algo intimidado a la hora de conocer a un grupo de investigación de este nivel. Cuando llegué y los días fueron pasando, pude percibir un clima armonioso y amable entre los miembros del grupo que me transmitieron una excelente sensación de confianza y bienestar que me ayudó a superar la percepción inicial de desasosiego y me hizo integrarme en el grupo. También pude deducir que un grupo en el que prime la buena comunicación, el entendimiento y la empatía entre sus miembros, hace que el flujo de conocimientos entre ellos y finalmente el rendimiento académico y científico aumente considerablemente y sea más eficiente. El hecho de que un estudiante predoctoral tenga dudas y éstas sean resueltas por otro miembro con más experiencia hace que el grupo avance en todo su conjunto y de manera más rápida.

Otra cosa que me llamo la atención en el VEN UCD es la conexión entre el mundo académico y el mundo empresarial. Muchos alumnos de la UCD realizan prácticas en bodegas cercanas y las bodegas contratan a personal universitario para realizar algunas tareas de aprendizaje y también de experimentación y/o investigación. Las empresas privadas aportan fondos y también proponen problemas reales y la UCD busca soluciones.

Mi proyecto en VEN UCD consistió en la búsqueda de aplicaciones, el desarrollo y la producción/uso a escala industrial de un método de inmovilización, conocido como “biocápsulas” de levaduras patentado por el grupo de investigación “Vitenol” de la Universidad de Córdoba, donde me encuentro haciendo mi tésis doctoral. La inmovilización de levaduras consiste en el confinamiento de éstas en un espacio específico preservando su viabilidad y actividad. En fermentaciones industriales, las biocápsulas ofrecen una serie de ventajas con respecto a los métodos tradicionales de fermentación. Por ejemplo, pueden contener un mayor número de levaduras por unidad de volumen y aumenta por tanto la velocidad de fermentación, reduce el riesgo de contaminación, permite la reutilización de levaduras en diversas fermentaciones, abre la posibilidad de realizar mejores fermentaciones en continuo, etc.

Biocápsulas

Biocápsulas

Bodega experimental de la Universidad de California, Davis

Bodega experimental de la Universidad de California, Davis

Las biocápsulas hasta el momento se han utilizado para hacer vinos blancos, para fermentar melazas, almidón, para la producción de bioetanol, la producción de vino dulce y cava. Todos estas razones convierten a las biocápsulas en un sistema de inmovilización muy interesante e innovador para la industria enológica y de otras fermentaciones industriales.

Durante mi estancia se han realizado análisis microbiológicos y químicos con el objeto de validar el uso de las biocápsulas para futuras aplicaciones. Por otra parte, se ha intentado mejorar el método de inmovilización. Mis colegas en el VEN UCD y yo mismo, bajo la tutela de la profesora Linda F. Bisson hemos descubierto unas levaduras que poseen una capacidad de inmovilización 5 veces superior al resto de levaduras. También estamos desarrollando un método para hacer que cualquier levadura pueda inmovilizarse con eficiencia y formar biocápsulas, lo que podría permitir aplicaciones muy diversas en industria relacionadas con las fermentaciones (vino, cerveza, biocombustibles, etc.). Actualmente, como fruto de estos estudios, se está intentando publicar un artículo en una revista científica de alto índice de impacto. También consecuencia del trabajo, he hecho presentaciones orales sobre los avances realizados en el tema, en congresos de la especialidad desarrollados en San Francisco, Monterrey y Las Vegas. Hasta el momento y ya de vuelta en Córdoba, la UCD y la UCO siguen colaborando en dicho proyecto con vista a publicar en revistas científicas y proponer nuevas patentes conjuntamente. Nuestro objetivo común es que una vez validadas suficientes aplicaciones y se haya mejorado el método de inmovilización de levaduras, se pueda escalar la producción de biocápsulas a nivel industrial y así poder comerciarlas. De una manera sencilla, se podría decir que como fruto de la colaboración académica entre las dos universidades, se puede dar el paso al mundo empresarial y por último obtener beneficios sociales a nivel global.

En cuanto a la experiencia personal, la oportunidad que me ha ofrecido Fulbright de realizar una estancia de un año en los Estados Unidos de América, ha sido extremadamente satisfactoria, yo la calificaría de inigualable. Desde la primera semana de estancia empecé a conocer gente nativa e internacional que hicieron que mi pasantía en Estados Unidos fuera muy agradable. He conocido a gente no sólo a nivel superficial sino a un nivel más profundo. De hecho, podría decir que he hecho incluso mejores amigos. Sé que la amistad que he cultivado con esta gente de múltiples lugares del mundo perdurará en un futuro. Otra de las cosas que me llamo la atención en Estados Unidos es la preocupación por los más necesitados. He observado a mi alrededor muchas organizaciones sin ánimo de lucro que organizan actividades voluntarias para luchar contra la pobreza y ayudar al prójimo. Gracias a la beca Fulbright he participado en actividades de vountariado como: “2016 Fulbright Community Day for Visiting Researchers” en SF-Marin Food Bank en San Francisco, California, Estados Unidos; y “Community Service Projects: Potomac Watershed Cleanup en Seminario de Enriquecimiento Fulbright celebrado en Washington DC, Estados Unidos de América, del miércoles 13 al domingo 17 de abril, 2016.

2016 Fulbright Community Day for Visiting Researchers” en SF

2016 Fulbright Community Day for Visiting Researchers” en SF

Marin Food Bank en San Francisco, California, Estados Unidos: empaquetamiento de maíz para su posterior distribución a personas indigentes en el Área de la Bahía.

Marin Food Bank en San Francisco, California, Estados Unidos.

                                                                                                                El hecho de aportar conocimiento adquirido durante años en una universidad de Andalucía como es la UCO junto con el hecho de usar técnicas de análisis y colaborar con científicos punteros en una universidad de California como es la UCD puede ser claramente asimilado a una manera de vender Andalucía en un contexto científico. Otra cosa que me llamo la atención es que mucha gente de mis compañeros y amigos en California conocían sobre la cultura de Córdoba, Sevilla, Granada entre otras provincias de Andalucía. Por eso mismo no me resultó difícil el vender Andalucía en un contexto socio-cultural. Aunque no fuese necesario, fruto de mi pasión por mi tierra, expresé mi entusiasmo hacia ella lo que ha hecho que amigos me vengan a visitar e incluso mis compañeros y mi tutora Linda F. Bisson en un futuro muy cercano.

En resumidas cuentas, la beca Fulbright, con patrocinio de la Junta de Andalucía me ha proporcionado unas experiencias inmejorables desde el punto de vista académico y de formación personal que han influido en mi forma de relacionarme con las personas, ampliando mis horizontes y cambiando el rumbo de mi vida a mejor.foto-6

Jaime Moreno García

Becario Junta de Andalucía / Fulbright

University of California, DAvis